top of page

Afectividad online

Hemos visto que desde la emergencia del uso de la comunicación online se han venido compartiendo múltiples contenidos (artículos, infografías, videoconferencias, tips) para guiar en cómo dar continuidad a las múltiples responsabilidades laborales y educativas de forma más efectiva. ¿Pero le estamos dando la importancia y atención necesaria a cómo llevar esta interrelación virtual, hacia un encuentro más afectivo y participativo? ¿Están las organizaciones optando por los cambios que se deben dar a nivel cultural y en las formas de gestión para mantener implicados a sus colaboradores?



Como líderes y parte de equipos de trabajo estamos en un proceso de aprendizaje, para agudizar nuestras antenas empáticas que nos permitan percibir emocional y comunicacionalmente al otro a través de las pantallas. Uno de los retos de las organizaciones es hacer sus interacciones aún más humanas, trascender las pantallas y lograr crear vínculos más sinceros, activos y profundos. Humanizar los encuentros virtuales y transformarlos en una experiencia vital, no es una tarea sencilla, porque nos implica y exige a nivel: emocional, creativo, técnico.


Lo emocional - De un rol a una persona-


Como primera acción a la que tenemos que a acostumbrarnos como paso principal es, ¡prender la cámara! y dar lugar al contacto visual; la excusa de una mejor conectividad viene después.



A nivel emocional, es imperativo trazar la intención de crear vínculos cercanos, esto es el inicio para profundizar en un interés genuino por el otro/a. Interactuar hacia sus intereses, sus circunstancias,

abriendo espacios de diálogo para abordar la incertidumbre, la vulnerabilidad, las motivaciones y expectativas. Salir del clásico ¿cómo están? Y la mecanizada respuesta… Bien.

Esto requiere hacer preguntas más precisas relacionadas con los intereses de los integrantes del equipo o de la reunión. Ahora incluso existen aplicaciones que permiten que las personas registren aspectos relacionados con sus singularidades, gustos, proyecciones, y así previo a las reuniones con personas de otras áreas e incluso externas a la empresa, tienen la posibilidad de consultar esta información para llegar conociendo mejor con quien/es se va a interlocutar y así facilitar y enriquecer las conversaciones y relaciones. Pasamos de ver un rol a una persona, y de interactuar para una transacción laboral a conectar para una relación humana profesional.

Es clave comprender y asumir que la inquietud por el bienestar y el cuidado colectivo, no es un asunto de responsabilidad única del área administrativa o de recursos humanos. Caminar hacia un paradigma de desarrollo humano sostenible, es asumir una responsabilidad personal y colectiva por el cuidado y la nutrición de los vínculos. Compartir emociones o expresarse desde la emoción no puede ser visto como una debilidad, o como un factor que ponga en tela de juicio las capacidades de las personas. Esto es parte del cambio de mentalidad o mental shifting al que nos vemos abocados.



Lo creativo para un liderazgo resonante


El proceso de humanizar las interacciones online, implica también profundizar a nivel creativo para posibilitar e incentivar la participación, mantener la atención, el diálogo fluido y desprevenido. Esta interacción requiere de un liderazgo resonante, que permita medir el pulso de la atención y de la conexión de los participantes con el asunto que se esté tratando; para esto teniendo en cuenta que el tiempo de atención en entornos virtuales se promedia en aproximadamente 5 minutos, es clave considerar este tiempo para idear estrategias que convoquen a la expresión e interacción constantemente. Para esto puede: convocarse directamente a uno de los participantes con una pregunta puntual frente a lo que se está mencionando. También usar aplicaciones que permiten arrojar preguntas y registrar en gráficos las respuestas en tiempo real. El juego, el error, la experiencia siempre es un recurso pedagógico y visual maravilloso para vencer resistencias y potenciar la expresión auténtica.


Conocer a los equipos o a los grupos con los que interactuamos a través de una pantalla nos facilita crear responsabilidades conjuntas, idear maneras en común acuerdo y colectivamente, con la intención de construir nuevas cercanías.


Como vemos hay una serie de capacidades que se requieren fortalecer en diferentes niveles, y que son exigentes por su lógica de relacionamiento. También un buen número de aplicaciones innovadoras que cada vez se encuentran más a la mano para hacer de estos espacios mucho mas interactivos y vivos. Y queda claro, hacer esta virtualidad más humana y afectiva, también nos hace más efectivos, pero sobre todo más implicados, comprometidos y seguros. 


SECREE. Servicios Creativos Especializados s.a.s.  Expertos en potenciar cambios humanos, organizacionales y educativos.


Recent Posts
Follow Us
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic
bottom of page