Masculinidades Renovadas: Luis Alberto Torres

SECREE y Escuela de Justicia Ambiental Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo

Construimos un espacio solo para los hombres. Donde pudiesen hablar y encontrarse para reflexionar sobre las formas en que fueron incluidos a un ejercicio de masculinidad excluyente y hegemónica que no decidieron.


La metodología desplegada por SECREE fue socio crítica y socio afectiva desde una interpretación particular constructivista renovada. Lograron sensibilizar y actualizar algunos elementos básicos para la comprensión de las masculinidades que denominaron renovadas.


Esta propuesta se realizó desde el paradigma sistémico o ecológico en diálogo con la disciplina Histórica y la Memoria, los Derechos Humanos como emociones y la Pedagogía para la Liberación. Los hombres que participaron se miraron a través de sus rituales de iniciación y refuerzo de la masculinidad que poseen; se cuestionaron, se confrontaron. ¿Cómo fue ese proceso de incorporación?


Vivenciaron sus procesos de vinculación con los demás, identificaron dentro de los dispositivos culturales e institucionales como la familia, escuela, religión y sociedad, cómo les fue incorporada esa visión hegemónica. Exploraron desde sus cuerpos y memoria viva, cómo fue operando es masculinidad excluyente e indolente con ellos, con los demás y con el planeta. Cayeron en cuenta de la fuerza de atracción de esos dispositivos y se concientizaron de la necesidad de descentralizarse para transitar a posibilidades de cambio.


Herramientas utilizadas: el cómo o la didáctica de SECREE


Toda la experiencia fue vivencial. Acudimos al movimiento corporal, a técnicas de danza contemporánea inclusiva y momentos de cohesión a través de las percusiones ancestrales indígena y Afro combinadas con reflexiones personales, cognitivas, lecto-escriturales.


Los partícipes experimentaron a partir de lecturas provocadoras, movimiento corporal y diálogos, la experiencia patriarcal de la vida y la cultura que impide percibir e interpretar el mundo en forma diferente. Se trataba de remover dispositivos emocionales y cognitivos que subyacen a las estructuras sociales en sus sentimientos, emociones y racionalidad, que les atrapan y determinan.


Caer en cuenta que pueden decidir ser incluyentes y solidarios si lo desean era parte del objetivo.


Enfatizamos que una masculinidad renovada no significaba cambiar la orientación sexual. Que hay que cuestionar las prácticas, mentalidades e imaginarios, formas de ser y sentir violentas, excluyentes, que culturalmente se han construido como lo masculino y determinado para los hombres, para descubrir otras. Se dejaron algunas preguntas: ¿Será que sólo existen tres funciones específicas de la masculinidad? ¿La progenitora, la proveedora (patrimonio, sustento familiar) y Protectora? (defensa, seguridad) ¿A quién o quiénes beneficia este ejercicio de una masculinidad dominante y hegemónica? ¿Son algunas mujeres reproductoras de este paradigma? #Masculinidades


Recent Posts
Follow Us
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic